LA MATTONELLA DELLO CHEF

19,69

NOMBRE: LA MATTONELLA DELLO CHEF

MARCA: SALINA DI CERVIA*

FORMATO: 2000 grs

SKU: 23009 Categoría: Etiquetas: ,

Descripción

La idea es aparentemente simple, pero el efecto es revolucionario.  Se coge un poco de sal dulce y se presiona hasta convertirla en un ladrillo (mattonella). Se debe poner a 220 grados en el horno y dejar calentar por lo menos veinte minutos, luego se puede servir en la mesa, para cocinar, ante la mirada atónita de los comensales, cualquier plato, desde pescado, hasta carne, desde verdura hasta huevos. La cocción de los alimentos es natural y sin grasas añadidas. Además, cada plato se sala en el punto correcto, ya que todos los alimentos recibirán solo la cantidad necesaria de sal del ladrillo. La naturaleza es muy inteligente y así es como funciona la ósmosis natural. Cocinar con La Mattonella  del Chef de sal dulce de Cervia es, por tanto, natural y saludable, pero también una verdadera curiosidad para los entendidos. Solo hay un límite para su uso, y es la falta de imaginación.

 

*INFORMACIÓN:

Nos remontamos a los romanos para entender que era esta salina para el Imperio. La sal era la moneda en aquellos tiempos. Todo se pagaba en sal. La palabra salario, viene de aquí. Y los romanos la explotaron y pusieron los cimientos para que llegara hasta nuestros días.

La Salina de Cervia se encuentra en la provincia de Ravenna en el Mar Adriático. La sal de Cervia es una sal marina integral. Marina, porque su origen es el agua de mar, a la que se le permite ingresar a la salina por un canal, y luego se evapora y concentra hasta que se produce la sal real. Integral porque una vez recogido se lava exclusivamente con agua madre (un agua con una concentración de salinidad mucho mayor que la del mar y menor que la sal, muy rica en oligoelementos y sustancias naturalmente positivas para el organismo) y luego se deja secándose en el corral, en los montículos de sal que se ven llegar a Cervia de todas partes.

La sal es dulce por razones geográficas, históricas y, por supuesto, también químicas. La posición de la salina, la más septentrional de Italia, las características de las cuencas y del mar Adriático, hacen que la sal que de ella se obtiene esté formada por cloruro de sodio puro, con una baja, casi inexistente presencia de otros cloruros más amargos, como sulfato de magnesio, calcio, potasio y cloruro de magnesio. Además, la opción de no secar artificialmente o blanquear químicamente la sal la deja integral y altamente soluble. La sal dulce de Cervia de hecho mantiene la humedad que deriva de su paso en los tanques y también su color típico, que no es muy blanco, sino que contiene tonalidades de rosa y gris. Por tanto, es una sal dulce e integral, que mantiene inalteradas las características fundamentales de por vida. De hecho, la sal dulce de Cervia es rica en oligoelementos presentes en el agua madre (y se utiliza en la línea de bienestar) como yodo, zinc, cobre, magnesio, hierro, calcio, magnesio y potasio.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “LA MATTONELLA DELLO CHEF”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *