Pasta con patatas a la napolitana

Se trata de un plato típico de la zona de Nápoles. Es más bien propio del invierno.

Ingredientes:

  • 300 g de pasta mixta
  • 500 g de patatas (unas 4 patatas medianas)
  • 70 g de panceta
  • 150 g de provolone
  • 1 corteza y media de parmesano
  • 50 g de parmesano rallado
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • 1 cebolla y media
  • 5 o 6 tomates cherry
  • Pimiento y aceite a ojo
  • Mucha sal

MODO DE ELABORACIÓN:

  1. Hay que pelar las patatas y cortarlas en tacos ni muy pequeños ni muy grandes. Si los hacéis muy pequeños, se forma una papilla, y si los hacéis muy grandes, las patatas tardarán más tiempo en cocerse.
  2. Cortad una cebolla, apio y zanahoria en trocitos, o si lo preferís, las podéis picar. Ya tenemos los ingredientes del sofrito.
  3. Untad aceite en una olla que sea lo suficientemente grande como para poder echar luego las patatas y la pasta. Echad los ingredientes.
  4. Añadid panceta en la olla y esperad a que se haga el sofrito.
  5. Meted junto a la panceta la corteza del parmesano. La corteza está muy dura, por lo que necesita tiempo para deshacerse. Para aseguraros de que se disuelve, podéis cortarla a trocitos antes de arrojarla en la olla (os será más fácil si la cortáis tras estar un rato en el agua).
  6. Añadid las patatas. Dejad que se cuezan un par de minutos en aceite.
  7. Añadidles el pimiento.
  8. Echad el tomate cherry cortado por la mitad.
  9. Verted agua hasta que cubra las patatas.
  10. Es el momento de añadir mucha sal. Id probando el agua para saber si es necesario añadir más sal.
  11. Ahora hay que dejarles unos 30 minutos a las patatas para que se cuezan. Removed bien el sofrito mientras tanto.
  12. Antes de echar la pasta, sacad los tacos de patata más grandes y ponedlos en un plato llano. Si machacáis las patatas, será más fácil que se cuezan y soltarán una especie de papilla. Una vez chafadas, volved a meterlas en la olla.
  13. Poned al fuego otro cazo con agua hasta que hierva. Como la pasta se hará con las patatas, es posible que se quede seca, así que mejor ser previsores.
  14. Cuando las patatas estén casi hechas, añadid la pasta. 
  15. Removed la pasta con cuidado de no tirar el agua: si tiene poca, añadidle más, pero si tiene demasiada, hacedlo con mimo;
  16. Probad la pasta para ver cómo va de sal. Posiblemente no esté en su punto, pero suele pasar, no os preocupéis;
  17. Sabréis que la pasta está lista cuando segregue una espumilla. Entonces apagad el fuego y echadle los quesos. Mezcladlo todo;
  18. Dejad reposar la pasta en la olla unos 5 minutos.
  19. Pasados los 5 minutos, sacad la pasta y servidla en el plato.

Si queréis probar, se puede meter el plato en el horno: cuando esté todo bien cocido, se le pone mantequilla por encima y para adentro. Echadle a la pasta rodajas de provolone y parmesano rallado.

El horno debe estar a 200 ºC. Tardará unos 10 o 15 minutos en dorarse. En el mismo momento en que su superficie esté crujiente, la podéis sacar. Antes de comerla, hay que dejar que se enfríe un poco.

*Encuentre todo lo que necesite, para preparar esta receta, en nuestra tienda AL DENTE GASTRONOMÍA ITALIANA en la calle Calatrava, 16 – Ciudad Real