Berenjenas a la parmesana (Melanzane alla parmigiana)

Tradicionalmente las berenjenas a la parmesana hay que hornearlas, pero en verano que es cuando las berenjenas son más buenas a veces nos cuesta encender el horno así que puede preparar esta receta también sin horno, solo tendrá que montar las berenjenas a la parmesana en una sartén y cocinarlas a fuego medio durante unos 20 minutos. El resultado será siempre riquísimo, aunque se perderá el crujiente de la superficie.

Ingredientes para 4 raciones:

3 berenjenas medianas

2 huevos

Harina

250g mínimo de mozzarella de bola

100g queso parmigiano (parmesano) rallado

800g salsa de tomate o tomate triturado

Media cebolla pequeña

Albahaca, tomillo y orégano

Sal

1 cucharada azúcar

Aceite de oliva virgen extra

Modo de elaboración:

  1. Corte las berenjenas en rodajas finas de 2-3 mm y métalas en un colador espolvoreando cada capa de berenjena con sal gorda. Deje reposar mínimo 30 minutos.
    Mientras prepara un tomate frito al estilo italiano (ver receta en nuestro apartado “recetas”), ponga en una olla unas cuatro cucharadas de aceite y media cebolla cortada muy fina, fría hasta que la cebolla quede blanda y clarita, entonces añada la salsa de tomate (o tomate triturado), 1 cucharada de azúcar, sal, orégano y tomillo. Cuando empiece a hervir añada unas hojas de albahaca y cocina durante 30 minutos.
  2. Enjuague rápidamente las berenjenas con un poco de agua. Páselas por huevo y harina y fríalas por ambos lados en abundante aceite de oliva v.e. Cuando las saque del aceite escúrralas, primero sobre un colador metálico y, luego, páselas sobre papel de cocina (así nos dejaremos atrás algunas calorías).

Montaje de la «parmigiana di melanzane».

  1. Eche un cucharón de tomate frito bien caliente en la base de una fuente de horno de unos 15×30 cm y extiéndalo.
  2. Cubra con una capa de berenjenas fritas y distribúyalas de modo que no queden espacios vacíos.
  3. Añada, ahora, otro cucharón de tomate frito sobre las berenjenas y espolvoree con abundante queso parmesano rallado. Ponga abundante mozzarella y vuelva a cubrir con una capa de berenjenas fritas, sigua así hasta tener unas berenjenas a la parmesana con 3-4 capas (mejor de cuatro).
  4. Cubra la superficie de la parmesana con un par de cucharones de tomate frito y espolvoree con abundante queso parmesano rallado así conseguirá una superficie crujiente e irresistible, puede poner también un poco de mozzarella.
  5. Hornee en horno caliente a 180º C durante 25 minutos. Si no tiene horno prepárelas en una sartén, cocina a fuego medio y con la tapa puesta unos 20 minutos. También las puede congelar y cocinar.

*Encuentre todo lo que necesite, para preparar esta receta, en nuestra tienda AL DENTE GASTRONOMÍA ITALIANA en la calle Calatrava, 16 – Ciudad Real.